Opinión

Ventajas de implementación del proyecto de ley de boleta única en papel y/o electrónica. Por Omar De Marchi

En mi calidad de Presidente del PRO en Mendoza e Intendente de Luján de Cuyo, junto a los Legisladores Provinciales del partido, los Diputados Hebe Casado, Pablo Priore y Álvaro Martínez y la Senadora Cecilia Páez; presentamos en el mes de octubre de 2018 el Proyecto de Ley de Boleta Única papel y/o electrónica.
El proyecto está destinado a la implementación en la Provincia de Mendoza, del sistema de voto con Boleta Única en la modalidad papel o modalidad electrónica, para ser usada en todas las competencias electorales de candidatos determinadas por la Constitución Provincial.

El sistema de boleta única, que es el más utilizado en el mundo, entre sus múltiples ventajas se destacan: la disminución del gasto electoral en casi un 90%; la facilidad y agilización de la elección y su correspondiente fiscalización; la eliminación de listas “colectoras”; también se evita el robo de boletas y la utilización de boletas adulteradas y se reduce el impacto ambiental, debido al menor uso de papel.

Este proyecto es distinto a otros que se han presentado con anterioridad, ya que está pensado para que sea lo más amigable y simple posible, en donde figuran todos los candidatos con sus correspondientes fotos, en todas las categorías. Lo que también elimina las disputas internas ya que lo define el elector, y se destaca que es sólo una (1) boleta para una (1) sola urna.

El proyecto cuenta con el apoyo de distintos espacios políticos

Para intercambiar ideas acerca de la propuesta de aplicación de la Boleta Única Papel en las próximas elecciones de 2019 nos reunimos con la Vicegobernadora de la Provincia, Laura Montero; los Diputados Nacionales, Guillermo Carmona y Omar Félix del PJ; los Diputados Provinciales; Mario Vadillo de Protectora y Marcos Niven del PD, autores de sendos proyectos de Boleta Única; el Diputado Provincial del Frente Renovador, Guillermo Pereyra; el Diputado Provincial, Eduardo Martínez Guerra del PI; el Diputado Provincial, Pablo Priore del PRO; el Presidente de la CC-Ari, Gustavo Gutierrez y el Presidente del Partido FE, Enrique Riwert.

Los fundamentos en los que nos basamos

Tomamos el reclamo de muchos dirigentes de distintos partidos que a lo largo de los años han venido sosteniendo la necesidad de revisar nuestro sistema electoral a los efectos de posibilitar el uso de la boleta única como forma de mejorar la calidad del voto.

Esta iniciativa es el fruto de mucho debate en ámbitos sociales, políticos y académicos. La propuesta busca generar una normativas que sea de utilidad para implementar la boleta única electrónica, al igual que se hace en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (C.A.B.A.) y en la Provincia de Salta y que a su vez pueda coexistir con la boleta única en papel, tal cual se hace en la provincia de Córdoba y de Santa Fe desde hace varios años.

Esta posibilidad de coexistencia de ambos sistemas permite la implementación gradual, programada, con capacidad para adaptarse al contexto coyuntural que sea necesario, ya sea por realidad geográfica, presupuestaria o disponibilidad tecnológica.

Entre las ventajas que se aprecian a simple vista se destaca que eliminará la gran cantidad de impresión de boletas en papel. Recordemos que en cada elección se imprime al menos 3 veces la cantidad de empadronados de boletas por cada partido, en caso de una elección general, y por cada agrupación, en caso de elección PASO.

Este beneficio inmediato y directo no sólo tiene un impacto económico sino que además tiene un impacto ambiental, ya que permite reducir considerablemente el uso de papel y a la vez genera una cantidad muy inferior de basura papel, ya que ni siquiera se contempla la posibilidad de reciclado.

Otra de las ventajas de este sistema es que impide la sustracción de boletas, algo que tristemente es habitual en cada comicio electoral.

También evita las “boletas truchas”, que se usan muchas veces para abusar de la buena fe del elector y perjudicar a una determinada fuerza política, mediante el reemplazo de boletas similares pero que a la hora del escrutinio carecen de validez por ser apócrifas.

También facilita la fiscalización y optimiza el gasto de los partidos políticos el día de las elecciones, ya que una fuerza pequeña con el solo hecho de tener fiscales para el escrutinio puede cubrir adecuadamente la correcta transparencia del proceso.

Otro punto beneficioso es el hecho de posibilitar que cada cuarto oscuro pueda tener varias cabinas electorales, agilizando notablemente la votación.

El sistema propuesto también reduce el incentivo al desdoblamiento electoral, ya que para un municipio no sería necesario diferenciar su oferta local, debido a que esta diferenciación se produce en la misma boleta y el elector puede elegir al gobernador y vice, luego a los legisladores provinciales, luego al intendente y finalmente a los concejales y cada categoría es una opción distinta y por ende el efecto de boleta sábana horizontal se cae inmediatamente.

El sistema propuesto representa una ganancia en cuanto al sistema actual en agilidad, practicidad, seguridad y transparencia y pone sin dudas a nuestra provincia al tope de calidad electoral en el país.

Publicado en “Reflexiones Políticas VIII”. Diciembre de 2018

2019-07-12T12:26:34+00:00 01/12/2018|Categories: 2018, Opinión|